Hola, mi nombre es Analía Spratte.

Disfruto cuando puedo ayudar a que otra persona, gane algo que le sirve, aprenda algo que le resolvió un problema, consiga eso que tanto quería,  haga aquello a lo que le tenía miedo, diga eso que no sabía cómo decir, encuentre lo que no sabía que buscaba, descubra lo que andaba necesitando, conserve lo que temía  perder o llegue a ese lugar que soñó.

Hace 7 años que  hice un giro en mi  rumbo laboral, no sin antes continuar mi formación profesional en distintas áreas de las ciencias humanas y del comportamiento, así fue  que empecé a trabajar como Agente de cambio, facilitando procesos para el logro algunas de  esas cosas que mencioné antes.

Trabajé en consultas individuales, con grupos de personas que no se conocían entre sí, también en organizaciones y con equipos de trabajo.

Me di el gusto de hacerlo también, en ONG´s y Centros Comunitarios, como voluntaria, trabajando  con adolescentes en zonas vulnerables, con adultos mayores y con jóvenes marginados.  Indudablemente es una forma de servicio enriquecedora.

Hasta no hace mucho tiempo, me sentía repartida entre mi experiencia pasada dentro del Marketing, la Comunicación, la Trasformación Digital , y  mi nueva profesión  humanística: Coach- Mentor- Entrenador- Formador- Facilitador-Counsellor- Consultor.

Aunque en mi interior sentía que había una sutil compatibilidad entre ambas, no terminaba de encontrar el hilo conductor para amalgamarlas en un solo perfil profesional. Lo más cercano parecía ser especializarme en RRHH dentro de la industria de Internet. Cómo esto no me convencía, seguí tratándolas como dos profesiones separadas, un poco inconexas vistas desde afuera, salvo porque que convivían ambos mundos de experiencia y conocimiento en mi mente. Soltar una para quedarme en la otra, no me cerraba, tenía que sumarlas y no encontraba cómo.

Recién en el último tiempo, encontré como unirlas con un sentido claro, un propósito que me alegra a la vez que es de valor para quienes confían en mí. En gran parte  se ve plasmado en las propuestas que ofrezco  en las redes sociales en la web de Samberater.

Debajo te cuento un poco más mi camino.

Antes de 2014, trabajé unos años en forma independiente como Consultora en Marketing. En simultáneo emprendí un proyecto ambicioso para Argentina y Uruguay, que incluía importación desde Oriente, más el desarrollo de varias áreas de Negocio, Marketing, Merchandising y algo más.

Lo real es que me fue mal, primero no lo pude implementar en Argentina, el momento del país era complicado, se cerraron las importaciones, luego vino el cepo al dólar, así insistente, achique el plan y moví todo a Uruguay, pero claro, el mercado era tanto más pequeño que no logre adaptarlo a esa plaza. Aprendí un montón, viaje  entre Oriente y  Buenos Aires un par de veces y muchísimas Uruguay, no funciono, pero hice algunos amigos.

Hasta el 2012 y por 6 años, trabaje para Microsoft, contratada como Lead Group Manager para Latinoamérica reportando a su HQ en Florida USA. Era nexo con cada una de sus Subsidiarias. Mi responsabilidad representaba liderar a un equipo productivo cautivo multidisciplinario (Programadores, Diseñadores, Editores, Redactores, Traductores, ejecutivos de Cuenta, Project Managers, etc.) bastante grande y complejo, con varias  unidades de negocio.

En el  día a día había muchísimas tareas para supervisar, delegar, decisiones que tomar, personas que escuchar, lineamientos que respetar y órdenes que cumplir. Además de diseñar e implementar estrategias de optimizar recursos humanos, edilicios, tecnológicos y económicos, había que bailar con la bajada de línea cruzada entre los intereses del gigante americano y de la agencia en la que éste tercerizaba en Argentina.

Si era de Microsoft.com/latam, pasaba por nosotros. Reclutar diferentes perfiles para distintos niveles jerárquicos también requería buen ojo. Entrevistas, capacitaciones, inducciones, eran parte del desafío. La rotación de gente también era alta, milennialls de por medio, tuve que aprender nuevos códigos de conducta, las motivaciones de los más jóvenes para incentivarlos, retenerlos, y comunicarme efectivamente para hacer sinergia, fue un gran semillero de profesionales que hoy veo como crecieron por las RRSS.

Negociación, Mediación, Liderazgo, Resolución de Problemas, Capacitación , Selección de Personal, Manejo de Imprevistos, Optimizan de Recursos, Planificación, Managment,  Outsorcing, Transformación Cultural, Down Sizing, Expansión, Sinergia de Equipos, Alineación de Objetivos, Programas de Incentivo, Encuestas de Clima, Cambio de roles, Re-locacion de recursos, sueldos, premios, sindicatos, contratos, Planificación, SLA, Leader Coaching, Mentorero, Benchamarking, Estrategia Digital, Email marketing, Experiencia de Usuario, Analytics, Presentaciones, Lanzamientos, Trabajo Remoto, Ancho de Banda, conceptos de distintas especialidades, hacían un todo complejo e intenso, incluso se sumaban muchos viajes y diferencias culturales entre las diferentes subsidiarias que había que conciliar.

Lo peor, sucedió cuando hubo que desarmar todo el equipo, desintegrarlo, despedir a uno por uno… muy triste, un momento muy duro. Cambiaron las políticas, cambió todo, se disolvió el área completa, así que, esos años más que un Master, fue un  Doctorado!

Agradecida por lo mucho que aprendí, por la gente que conocí, por los países y lugares a los que visite. Anécdotas,  recuerdos y compañeros muy queridos son otro de los capitales de esas épocas de estrés.

Antes de eso, a la vuelta de otro de mis emprendimientos de vida, (en Bariloche) trabaje como Gerente Comercial en una agencia pionera en Mobile Marketing en Argentina que se llamó By Cycle, fundada en 2004.  Me aburre un poco contar la cronología, pero  voy a resumir que antes de Bariloche, fui parte del Start Up de la  primer Agencia Interactiva del país que se fundó en 1997 en Argentina, Tsubcero (adquirida en el 2000 por Ogilvy para crear su área Interactive, que solo existía en Inglaterra para ese entonces). Fue de la mano de  dos visionarios, que me sumaron generosamente, unos de los cuales tuve el gusto de conocer trabajando en Artear, Canal 13, con quien seguimos en contacto tantos años después.

Muchos aprendizajes, aventuras y amigos tengo con migo de esos gloriosos años donde Internet era una palabra que apenas se empezaba a decir.

Lo que me doy cuenta al escribir esto, es que los recuerdos toman la forma de las personas que fueron parte, y lo más lindo, es que las que aparecen en mi mente son las que me sacan una sonrisa. Me gustaría nombrarlas pero no quiero  ni involucrar a nadie unilateralmente.

Por si alguien de esas épocas me lee, voy a agregar que mis recuerdos con altos niveles emocionales, no nombradas arriba, incluyen además  Aerolíneas Argentinas, Mc Cann Argentina, Escuela de Esquí Catedral, Evolution y Dotto Models (No están en orden cronológico).

Soy de las personas que  me gusta aprender y expandirme, así me reinvento todo el tiempo, feliz de con mi creatividad y flexibilidad, vivo con alegría y voy para adelante. Estudie las carreras de Publicidad, Comercialización, Diseño de Interiores, Organización de Eventos, Consultoría Psicológica, Coaching, e hice montones de capacitaciones con certificaciones  incluidas. Obviamente, sigo estudiando.  

Como me gusta mucho hacer cosas nuevas, me entretengo siempre, leo, soy deportista triatleta, esquío,  incursiono en el montañismo de vez en cuando, practique cuanto deporte se me cruzo por delante, me apasiona viajar, caminar, me interesa todo tema filosófico, cocino, coso, ordeno, escucho música y cuando se me da bien, escribo.

Mamá de dos excepcionales adolescentes y dos hermosos gatitos, a los que amo profundamente. Valoro la vida, la salud integral, la generosidad y el afecto genuino. El optimismo, la aventura, la creatividad y la curiosidad, me mueven. Soy de las personas que van para adelante, que ponen garra, corazón y cabeza para estar donde quiero estar.

Gracias por leerme, un abrazo!

Analía

Contáctenos para mas informacion :

Email: info@samberater.com

IG:@samberater

FB: @samberater